¡Buena suerte!

Sus preferencias fueron actualizadas.

Preferencias de cookies

Administre sus preferencias de cookies a continuación. Tenga en cuenta que algunas cookies son necesarias para que nuestro sitio funcione.

Cookies esenciales

Estas cookies no se pueden desactivar. Son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro sitio.

Estado:
Siempre activas

Cookies de rendimiento

Estas cookies recopilan datos confidenciales del usuario sobre cómo encuentra y se desplaza por el sitio. Nos ayudan a realizar un seguimiento del rendimiento de las diferentes páginas y conocer de dónde provienen los usuarios.

Estado:
Activado Inactivas

Cookies publicitarias

Estas cookies nos ayudan a proporcionarle una mejor experiencia en nuestro sitio.

Estado:
Activado Inactivas

Hay una mejor manera de hacerlo. Todo.
Nos referimos a Internet.

¿Recuerda cómo era antes? Rápido. Abierto. Y superconveniente. (Bueno, y un poco alocado). Las mejores cosas —las conversaciones, las compras, la información interminable— parecían ser gratis.

Ahora, Internet representa una serie de inconvenientes y de obstáculos que le quitan tiempo cada vez que desea consultar el correo electrónico, comprar un regalo o leer las noticias.

¿Cuántas veces se va a golpear en sus espinillas digitales? ¿Y por qué pagamos por tener comodidad con nuestros datos y nuestra autonomía? Nos hemos dado cuenta de que "gratis" es sinónimo de "Espere un segundo mientras vendemos sus datos personales al mejor postor". Y el festival de hackeos, las violaciones de datos y los mea culpa de los gigantes tecnológicos parecen ser un obstáculo más en su incursión diaria en Internet.

Nosotros creemos que no tiene por qué ser así.

Pensamos que empresas como la nuestra, con gente como usted, pueden emprender los primeros pasos para reclamar nuestra independencia digital sin perder ni un ápice de comodidad.

Somos Dashlane.

Simplificamos su vida en línea.

Depositamos todas sus contraseñas, pagos e información personal en un lugar que únicamente usted controla. Así podrá usarlos al instante, con total seguridad y en el momento en que los necesite.

Y, cuando esa tienda de bufandas de alpaca hechas a mano que le obligó a crearse una cuenta sufra un hackeo y distribuya su contraseña favorita por toda la Dark Web, nosotros lo protegemos. Cambie sus antiguas y débiles contraseñas por otras superseguras en un solo clic. Utilice siempre una contraseña única sin tener que memorizarla. Le damos ese poder sin que ni siquiera nosotros sepamos su información personal, ya que nuestro sistema de conocimiento cero supone que ni nosotros podemos verla.

Así que déjenos ayudarlo a detener todas las interrupciones.

Obtenga Dashlane y no se detenga.